ANTECEDENTES

Desde hace décadas el robo de cableado eléctrico está en completo descontrol. Los ladrones no respetan ningún tipo de edificación. Este problema se presenta principalmente en: escuelas, edificios y espacios públicos, residencias deshabitadas, alumbrado público, tableros de control y telefonía.

 

      Hasta la fecha, los esfuerzos realizados por las autoridades, particulares y las tecnologías utilizadas para detener este delito, han sido muy insuficientes.

Cámaras de Vigilancia; alarmas; dispositivos electrónicos y sensores de conductibilidad; guardias de seguridad; cables con púas; etc., han tenido muy poco éxito y un alto costo.

 

      El robo de cable del alumbrado público es hoy en día uno de los principales problemas económicos de los ayuntamientos municipales en todos los estados de la República Mexicana. Su valor económico en el mercado negro lo convierte en un bien muy preciado para los amigos de lo ajeno, que lo mercadean y se lucran a costa de los vecinos, que en muchas ocasiones, sufren las consecuencias de este tipo de actos delictivos, como por ejemplo: cuando un robo de cable en una lámpara deja sin alumbrado público a una calle o hasta una colonia entera. Por si fuera poco, este tipo de actuaciones supone un grave perjuicio para las arcas públicas, ya que los ayuntamientos tienen que volver a instalar los conductos eléctricos para recuperar la luz con su consiguiente desembolso económico.

DESCRIPCION

ELECTRILOCK es un resina polimérica que se extruye realizando una activación por catalización, adquiriendo propiedades dieléctricas, anticorrosivas y con adhesivos de alto anclaje a superficies lisas, metálicas o de polímeros. Asimismo, trabaja con los materiales de los cuales están hechas las tuberías conductoras del cableado comúnmente utilizado para el suministro de energía eléctrica.

 

       Nuestro producto garantiza que una vez aplicado, a través de su pistola dispensadora, en cada terminal de tubería o conductos de las instalaciones eléctricas (tableros de control, enchufes, apagadores, transformadores, en interiores y exteriores, etc.) será muy difícil retirar el cableado eléctrico, así como evitará su sustracción y eliminará los costos de reposición y reparación, pues la manera habitual de robar de los ladrones de cableado, es a través de un  simple jalón con las manos o con cualquier palanca.

 

       Esta resina polimérica de uretano y poliéster RTV (vulcanización a temperatura ambiente), garantiza la protección contra el robo de toda la red de cableado eléctrico, donde sea que se tenga instalado.

 

      Con ELECTRILOCK hemos desarrollado una solución práctica, eficaz y económica para evitar el robo de cable en la red de distribución del alumbrado público, espacios públicos y deportivos, edificios y residencias.

IQX de México S.A. de C.V.

Copyright   2017

Visítanos en Facebook

  • Facebook Social Icon